Free Ca'n Pastilla

Papà, vull esser Regidor de Festes d'una Ca'n Pastilla Lliure!!!

¿Quién privatiza a los políticos? (...Magnífic, com sempre, aquest home...)

jmiquel | 09 Octubre, 2011 14:38

 Magnífic, com sempre, aquest home...

 

¿Quién privatiza a los políticos?

Hay que buscar las razones de la degeneración intelectual de parte de la clase política. Es un deber de la sociedad descubrir las razones ocultas de las privatizaciones. ¿Cómo recuperaremos lo que hemos perdido?


La defensa de lo público hace vivir la democracia. Hay, por supuesto, opiniones en contra que parecen apoyarse en ese latiguillo de la libertad individual para fomentar la riqueza; de la libertad de emprender, de crear, que se oculta bajo la oscurecida palabra de liberalismo. No se puede negar la importancia de los llamados bienes de consumo que, al parecer, la economía y los economistas administran. Pero el verdadero sustento de la sociedad, de la vida colectiva tan importante como la vida de la naturaleza, es la educación, la cultura, la ética. Ellas son las verdaderas generadoras de riqueza ideal, moral y material.


¿Quién nos devolverá, en el futuro, la vida pública, los bienes públicos, que nos están robando?

No se entiende bien cómo les votan a esos destructores de la idea de lo público

La democracia, que nació como lucha hacia la igualdad por medio de la reflexión sobre las palabras y por el establecimiento de unos ideales de justicia y verdad, no puede rendirse a las privatizaciones mentales de paradójicos libertadores. Sin embargo, apenas se insiste en el hecho de que la crisis que padecemos es una crisis que tantos competentes expertos, siguiendo el principio de la libertad y la competitividad, no han sabido evitar, ni tampoco las diversas burbujas -sobre todo las propias burbujas mentales- que inflaban y aireaban. Burbujas que, parece ser, les han permitido construir sin que nadie les pida responsabilidades por sus liberadas y productivas ganancias.

No es, sin embargo, una discusión sobre problemas económicos, cuyos entresijos y burbujeos desconocemos, a lo que voy a referirme, aunque haya siempre un principio de honradez y verdad en el que, seguro, todos nos entenderíamos. Aludiré únicamente a una de esas frases vacías que hincha las palabras de ciertas oligarquías. Desde hace años, de nuevo en estos días, como manifestación del menosprecio por la enseñanza pública y por sus profesores, se habla de la libertad de los padres para elegir el centro en el que educar a sus hijos. Esa defensa libertaria no tiene que ver con el deseo de que se practique en la educación una verdadera libertad: la libertad de entender, de pensar, de interpretar, de desfanatizar, de sentir. Libertad que, por encima de todas las sectas, debería fomentar la combatida Educación para la Ciudadanía y la identidad democrática. Una libertad que enseñase algo más que la obsesión por el dinero y por el solapado cultivo de la avaricia. A lo mejor, esa educación les obligaba a dimitir a algunos personajes de la vida pública, por vergüenza del engaño que arrastran y contaminan. Mejor dicho: haría imposible que se dieran semejantes individuos.

Ese sermoneo se funda sobre todo en el fomento de la privatización de la enseñanza que alimenta el dinero y la desigualdad. ¿Pueden gozar de esa libertad todos los padres? ¿También los de los barrios más modestos de las grandes ciudades? ¿Pueden ser libres para mandar a sus hijos a esos colegios privados? Centros que proliferan por nuestro país y que apenas pueden compararse, a pesar de sus supuestas y publicitadas excelencias, con cualquier colegio o instituto público de Francia o Alemania. Por lo visto los padres franceses o alemanes ni siquiera se han planteado esa posible libertad que, lógicamente, no necesitan. En ese mismo derrotero andan algunas universidades, que anuncian sus excelencias pregonando que "los alumnos encontrarán las profesiones que les permitirán colocarse rápidamente en la empresa". ¡Magnífico ideario para fomentar la vida universitaria, la pasión por el saber, el crear, el innovar! En el fondo, toda esa propaganda libertaria es fruto de planteamientos políticos, de dominio ideológico, de sustanciosos prejuicios clasistas, que con doble o triple moral predican libertad, cuando lo que realmente les importa, aunque quieran engañarse y engañarnos, es el dinero. Solo por medio de una ideología de la decencia, de la justicia, de la lucha por la igualdad, tan problemática siempre, puede alzarse el sistema educativo de nuestro país, de todos los países. No puedo por menos de citar un texto de Giner de los Ríos, entre muchos de los que podrían citarse del olvidado precursor: "El dogmatismo, el dominio sectario sobre los espíritus, el afán de proselitismo doctrinal, tantas otras formas de opresión y de coacción muestran cómo esa tutela se corrompe, y en vez de disponer gradualmente al hombre para su emancipación procura disponerlo para perpetuar su servidumbre".

En este punto tendríamos que preguntarnos: ¿Quién privatiza a los políticos? ¿Qué palabras huecas, convertidas en grumos pegajosos aplastan los cerebros de los que van a administrar lo público, o sea lo de todos, si la corrupción mental ha comenzado por deteriorar esas neuronas que fluyen siempre hacia la ganancia privada? No se entiende bien cómo a esos destructores de la idea de lo público les votan aquellos que perderían lo poco que tienen en manos de tales personajes. A no ser que la mente de esos súbditos haya sido manipulada y, en la miserable sordidez de la propia ignorancia, esperen alguna migaja, algún botón del traje que viste el supuesto partido político que les arrastra.

Habrá, como digo, que ir estudiando las razones que mueven el comportamiento de esos padres de la patria que tienen el deber de organizar, no para su provecho y el de sus amigoides o amigantes, eso que se suele llamar, más o menos acertadamente, el bien común. Un pueblo "maravillosamente dotado para la sabiduría", como decía Machado, y al que hay que dar ejemplo para que no pierda el sentido de la justicia, de la honradez. Es importante conocer en los defensores de la libre empresa, en los apóstoles de la privatización, qué empresa, ideología, fanatismo, les ha privatizado a ellos. Porque se trata de evitar que la patología individual de esos sujetos se convierta en patología, donde se hunde la vida colectiva.

Es un deber de la sociedad investigar y descubrir las razones ocultas de las privatizaciones. Parece que la raíz de todas ellas, con independencia de determinadas claves genéticas, brota también de la educación, de los ideales que, al abrirnos al mundo del saber y la cultura, hayan acertado a enseñarnos aquellos en cuyas manos está alumbrar la inteligencia y la sensibilidad. Las opiniones que se clavan en las neuronas y que determinan la forma de actuar sobre las palabras y sobre aquello a que esas palabras nos empujan, proviene de esos reflejos condicionados que, desde la infancia, han aprisionado nuestra manera de ver e interpretar el mundo.

Podemos intuir que la degeneración intelectual de buena parte de la clase política, y de los llamados emprendedores -los que, por ejemplo, emprendieron la destrucción de nuestras costas-, procede de esos conglomerados ideológicos en los que se mezclan, con la indecencia, alguno de los males a que se ha aludido. ¿Quién privatiza a los políticos? ¿Quién nos devolverá, en el futuro, la vida pública, los bienes públicos, que nos están robando?

Emilio Lledó es filósofo.

 

Publicat a El País, 4 d'octubre de 2011

Economia per a ciutadanes, ciutadans i polítics aliens a la mateixa...

jmiquel | 26 Setembre, 2011 12:59

El País

ANÁLISIS: Primer plano

La sangría

PAUL KRUGMAN 25/09/2011


Antes, los médicos creían que drenando la sangre de un paciente podían purgar los humores malignos que se pensaba que causaban la enfermedad. En realidad, claro está, sus sangrías solo servían para debilitar más al paciente y hacerlo más propenso a sucumbir.

La economía necesita ayuda real ahora, no compensaciones hipotéticas dentro de una década

Afortunadamente, los facultativos ya no creen que sangrar a los enfermos vaya a sanarlos. Desgraciadamente, muchos de los responsables de la política económica siguen creyéndolo. Y la sangría económica no solo está infligiendo un enorme dolor; está empezando a debilitar nuestras perspectivas de crecimiento a largo plazo.



Algunos antecedentes: durante el último año y medio, el discurso político tanto en Europa como en EE UU ha estado dominado por los llamamientos a la austeridad fiscal. Recortando drásticamente el gasto y reduciendo los déficits, nos decían, los países podrían restaurar la confianza e impulsar la recuperación económica.

 


 

Y la austeridad ha sido real. En Europa, países con problemas como Grecia e Irlanda han impuesto unos recortes salvajes, al mismo tiempo que países más fuertes han impuesto sus propios programas de austeridad más suaves. En Estados Unidos, el pequeño estímulo federal de 2009 se ha evaporado, mientras que los Gobiernos estatales y locales han reducido drásticamente sus presupuestos, de modo que, sobre todo, hemos tenido en la práctica un movimiento hacia la austeridad no muy diferente del de Europa.

Sin embargo, por extraño que resulte decirlo, la confianza no ha aumentado. Por alguna razón, las empresas y los consumidores parecen mucho más preocupados por la falta de clientes y puestos de trabajo, respectivamente, que tranquilizados por la rectitud fiscal de sus Gobiernos. Y el crecimiento parece estar estancándose, mientras que el paro sigue desastrosamente alto a ambos lados del Atlántico.

Pero, como dicen los apologistas sobre los malos resultados hasta ahora, ¿no deberíamos centrarnos en el largo plazo más que en el sufrimiento a corto plazo? En realidad, no: la economía necesita ayuda real ahora, no compensaciones hipotéticas dentro de una década. En cualquier caso, empiezan a surgir pruebas de que los problemas a corto plazo de la economía -que ya van por el cuarto año y están empeorando por centrarnos en la austeridad- se están cobrando un precio en las perspectivas a largo plazo también.

Fíjense, en concreto, en lo que le está pasando a la base industrial de Estados Unidos. En épocas normales, la capacidad industrial crece un 2% o 3% cada año. Pero enfrentada a una economía persistentemente débil, la industria ha empezado a reducir, no a aumentar, su capacidad productiva. En este momento, según los cálculos de la Reserva Federal, la capacidad industrial es casi un 5% más baja que en diciembre de 2007.

Lo que esto significa es que, en el caso de que finalmente se inicie una recuperación real, la economía se topará con limitaciones en su capacidad y cuellos de botella en la producción mucho antes de lo que debería. Es decir, la debilidad económica, que es en parte consecuencia del recorte presupuestario, está causando daños futuros así como presentes.

Además, la disminución de la capacidad industrial probablemente no sea más que el comienzo de las malas noticias. Probablemente se produzcan unas reducciones de la capacidad similares en el sector de los servicios (de hecho, puede que ya estén produciéndose). Y con un paro de larga duración que ha alcanzado su tasa más alta desde la Gran Depresión, existe un riesgo real de que muchos de los desempleados lleguen a ser considerados imposibles de emplear.

Ah, y las peores consecuencias de esos recortes del gasto público están recayendo en la educación. Por alguna razón, despedir a cientos de miles de profesores no parece una buena manera de conquistar el futuro.

 


 

De hecho, cuando se combina la evidencia cada vez mayor de que la austeridad fiscal está minando nuestras perspectivas futuras con los tipos de interés bajísimos de la deuda pública de EE UU, resulta difícil no llegar a una conclusión sorprendente: es muy probable que la austeridad presupuestaria sea contraproducente incluso desde un punto de vista puramente fiscal, porque un crecimiento futuro menor equivale a una recaudación fiscal más baja.

¿Qué debería estar sucediendo? La respuesta es que necesitamos un importante impulso para poner la economía en movimiento, no en alguna fecha futura, sino ya. De momento, necesitamos más gasto gubernamental, no menos, respaldado por unas políticas agresivamente expansivas por parte de la Reserva Federal y sus homólogos extranjeros. Y no son solo los economistas intelectualoides los que dicen esto; los líderes empresariales como Eric Schmidt, de Google, están diciendo lo mismo, y el mercado de los bonos, al comprar deuda estadounidense a unos intereses tan bajos, está de hecho suplicando una política más expansiva.

Y para ser justos, algunos actores políticos parecen captarlo. El nuevo plan de empleo del presidente Obama es un paso en la dirección correcta, en tanto que algunos miembros directivos de la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra -aunque no, es triste decirlo, del Banco Central Europeo- han estado pidiendo políticas mucho más orientadas al crecimiento.

Lo que realmente necesitamos, sin embargo, es convencer a un número considerable de personas con poder o influencia políticos de que se han pasado el último año y medio yendo justamente en la dirección equivocada, y de que tienen que dar media vuelta.

 


 

No va a ser fácil. Pero hasta que demos esa media vuelta, la sangría -que está debilitando ahora nuestra economía y minando su futuro al mismo tiempo- continuará. -

Paul Krugman es profesor de la Universidad de Princeton y premio Nobel 2008. Traducción de News Clips.

 

(selecció d'imatges den joan Miquel de Ca'n Pastilla...)

Xarxa Cataclístics...

jmiquel | 26 Setembre, 2011 07:51

Actes d'Una flor de recanvi per a la mare

jmiquel | 19 Setembre, 2011 16:55

retirada del quadre homenatge a les víctimes de la repressió feixista

jmiquel | 19 Setembre, 2011 13:36

Comunicat de Memòria de Mallorca

 

 
 

 

Per la retirada del quadre homenatge a les víctimes de la repressió feixista de Vilafranca per part del Batle Montserrat Rosselló Nicolau (PP)

 

            Memòria de Mallorca (MdM) manifesta el seu rebuig i la seva oposició a la retirada del quadre homenatge a les víctimes de la guerra civil de Vilafranca, obra de l'artista local Laura Riera, per part de l'actual batle pel Partit Popular Montserrat Rosselló Nicolau. Una obra donada per l'artista a l'Ajuntament i al poble de Vilafranca com a part de la moció de Recuperació de la Memòria Històrica dels Vilafranquers assassinats i represaliats pel feixisme durant la guerra civil. Una moció aprovada al Ple de l’Ajuntament per unanimitat de totes les forces polítiques amb representació municipal el passat 10 de novembre de 2010, l’obra que s’ha mantingut  exposada al públic en el recinte consistorial,  actualment ha estat retirada en el més absolut silenci

 

            MdM condemna la actuació del Senyor Rosselló per la nul·la sensibilitat i empatia  envers dels seus veïns i veïnes, i les seves famílies,  represaliats pel feixisme de la guerra i la dictadura per la seva defensa del valors democràtics i de progrés encarnats en la II República Espanyola proclamada el 14 d'abril de 1931. No entenem com un servidor públic, un càrrec polític d'una formació política que es diu a si mateixa democràtica, pot ofendre de manera tan flagrant la memòria dels qui pagaren el preu més alt per la defensa dels valors i els drets civils dels que tots, inclòs el Batle Rosselló, gaudim en l'actualitat.

 

            MdM no entén com el Senyor Rosselló Nicolau, actualment batle del municipi, quan es celebra el ple era regidor, pot exemplificar el seu desacord amb una moció legal, legítima i necessària, amb el record del general Manuel Goded, feixista declarat, traïdor consumat al seu jurament de lleialtat i conspirador de primera hora contra la democràcia Republicana i responsable primer de la repressió i mort de milers d'homes i dones a Mallorca aquell juliol de 1936; capturat, jutjat i condemnat a mort  i afusellat a Barcelona (no a Madrid com erròniament afirmà durant el ple). A les democràcies reals, l'enaltiment i la justificació dels crims del feixisme són delicte que suposen penes de presó, a Espanya sembla ser “normalitat democràtica” per determinats partits polítics. En un règim de llibertat, els servidors públics, com el batle Rosselló, han de fomentar i defensar els valors democràtics, no pas la memòria de traïdors i conspiradors contra la legalitat i la legitimitat de la voluntat del poble expressada a unes eleccions

 

 

 

            Per tot l'anteriorment exposat, MdM exigeix que:

 

            El batle Montserrat Rosselló Nicolau (PP) faci acte de reposició immediata a l'Ajuntament de Vilafranca, del quadre de l'artista local Laura Riera, dedicat a la memòria de les víctimes del feixisme de la guerra i la dictadura de Vilafranca i demani excuses a tots els veïns i veïnes que s'hagin sentit ofesos per aquest acte, contrari als principis que han de regir la convivència entre els habitants de la vila i de totes les forces polítiques democràtiques amb representació municipal.

 

            De no fer-ho, el batle pel Partit Popular, D. Montserrat Rosselló Nicolau, en representació seva i del seu partit, serà còmplice d'una nova ofensa a la memòria de milers de civils innocents de tota culpa i delicte, assassinats pel feixisme, enemics declarats de la democràcia, que el 18 de juliol de 1936 es van aixecar en armes per assassinar i anorrear de la història als que veien en la II República Espanyola el seu anhel complit de llibertat, democràcia i justícia social.

 

            Memòria de Mallorca

 

            19 de setembre de 2011.

 

            Adjuntam el punt 4art de la moció presentada,  que també fou votada per l'actual batle , que exemplifica la gravetat de l'acció de retirada del quadre en memòria de les víctimes del feixisme a Vilafranca i l’enllaç del Ple Ajuntament amb la petició del Senyor Rosselló respecta del conspirador General Godet :

 

(http://www.vilafrancaterrabona.com/actes/2009-11-10.pdf)

 

Moció aprovada en el ple de dia 10 de novembre de 2010:

 

            4art.: L’Ajuntament de Vilafranca de Bonany, no amagarà més la història del seu poble i que el seu llegat sigui divulgat per tal de que les generacions futures recordin aquest trist i dramàtic episodi de la nostra memòria històrica. També fomentarà la no violència i l’ús dels espais democràtics per tal de que els seus veïnats puguin expressar els seus ideals. Des d’aquest ajuntament incentivarem la participació democràtica i la llibertat d’expressió.

 

 


«Anterior   1 2 3 4 5 6 7 8 9  Següent»
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb